Ejercicios de la propiedad distributiva para 1º de ESO

La importancia de entender la propiedad distributiva en matemáticas

La propiedad distributiva es uno de los conceptos fundamentales en matemáticas que los estudiantes deben comprender. Es esencial para realizar operaciones matemáticas y simplificar expresiones algebraicas. En este artículo, exploraremos ejercicios prácticos de la propiedad distributiva para estudiantes de primer año de Educación Secundaria Obligatoria (ESO).

¿Qué es la propiedad distributiva?

Antes de sumergirnos en los ejercicios, vamos a repasar qué es exactamente la propiedad distributiva. En términos sencillos, la propiedad distributiva establece que la multiplicación de un número por una suma o resta debe aplicarse a cada término dentro de dicha operación. Es decir, si tenemos un número multiplicado por una suma, podemos distribuir la multiplicación a cada término dentro de la suma.

Ejercicio 1: Aplicando la propiedad distributiva a sumas

Imagina que tenemos la siguiente expresión: 2 * (3 + 4). Para aplicar la propiedad distributiva, multiplicamos el número fuera del paréntesis por cada término dentro del paréntesis. En este caso, tenemos:

2 * 3 = 6

2 * 4 = 8

Luego, sumamos los resultados y obtenemos:

6 + 8 = 14

Por lo tanto, 2 * (3 + 4) equivale a 14.

Ejercicio 2: Aplicando la propiedad distributiva a restas

Veamos ahora cómo aplicar la propiedad distributiva a expresiones que involucran restas. Consideremos la siguiente expresión: 5 * (9 – 2). Aplicando la propiedad distributiva, tenemos:

5 * 9 = 45

5 * 2 = 10

Restamos 10 de 45 y obtenemos:

45 – 10 = 35

Por lo tanto, 5 * (9 – 2) es igual a 35.

Ejercicios prácticos adicionales

Ahora que hemos repasado ejemplos básicos de la propiedad distributiva, vamos a desafiar tus habilidades matemáticas con algunos ejercicios adicionales:

Ejercicio 3: Aplicando la propiedad distributiva a expresiones más complejas

Resuelve la siguiente expresión utilizando la propiedad distributiva: 3 * (2 + 5) + 4 * (6 – 2).

Para resolver este ejercicio, debes seguir el procedimiento de distribuir la multiplicación a cada término dentro de los paréntesis y luego realizar las operaciones correspondientes.

3 * 2 = 6

3 * 5 = 15

4 * 6 = 24

4 * 2 = 8

Luego, sumamos y restamos los resultados:

6 + 15 + 24 – 8 = 37

Por lo tanto, 3 * (2 + 5) + 4 * (6 – 2) es igual a 37.

Ejercicio 4: Combinando sumas y restas

Resuelve la siguiente expresión utilizando la propiedad distributiva: 2 * (3 + 5) – 4 * (9 – 6).

Aplicando la propiedad distributiva, tenemos:

2 * 3 = 6

2 * 5 = 10

4 * 9 = 36

4 * 6 = 24

Sumamos y restamos los resultados obtenidos:

6 + 10 – 36 + 24 = 4

Por lo tanto, 2 * (3 + 5) – 4 * (9 – 6) es igual a 4.

Ejercicios desafiantes para ampliar tus habilidades

Si te sientes cómodo con los ejercicios anteriores, aquí tienes algunos más desafiantes para poner en práctica tus habilidades en la propiedad distributiva:

Ejercicio 5: Resolviendo una ecuación con la propiedad distributiva

Dada la ecuación 3 * (x + 4) = 15, encuentra el valor de x. Aplica la propiedad distributiva y resuelve la ecuación siguiendo los pasos que hemos aprendido.

3 * x = 15 – (3 * 4)

3 * x = 15 – 12

3 * x = 3

x = 1

Por lo tanto, el valor de x es 1.

Ejercicio 6: Simplificando expresiones algebraicas utilizando la propiedad distributiva

Simplifica la expresión algebraica 4a – 3(a – 2) + 5b. Aplicamos la propiedad distributiva a cada término y luego sumamos y restamos los resultados.

4a – 3a + 6 + 5b

a + 6 + 5b

Por lo tanto, la expresión simplificada es a + 6 + 5b.

Preguntas frecuentes sobre la propiedad distributiva

A continuación, respondemos algunas preguntas comunes que pueden surgir al aprender sobre la propiedad distributiva:

¿La propiedad distributiva solo se aplica a la multiplicación y la división?

No, la propiedad distributiva también se aplica a la suma y la resta. Nos permite distribuir una operación matemática a cada término dentro de otra operación.

¿Por qué es importante entender la propiedad distributiva?

La propiedad distributiva es fundamental para simplificar expresiones algebraicas y realizar operaciones matemáticas con eficiencia. Sin un buen dominio de esta propiedad, los estudiantes pueden encontrarse con dificultades para resolver ecuaciones y simplificar expresiones.

¿Cuál es la diferencia entre la propiedad distributiva y la ley de asociatividad?

Quizás también te interese:  ¿Qué es la frecuencia absoluta y cómo se calcula?

La propiedad distributiva se centra en la distribución de una operación a cada término dentro de otra operación, mientras que la ley de asociatividad se centra en el agrupamiento de términos cuando se tiene la misma operación matemática.

En conclusión, la propiedad distributiva es un concepto crucial en matemáticas que permite simplificar expresiones y realizar operaciones eficientemente. Espero que estos ejercicios y explicaciones hayan ayudado a fortalecer tu comprensión de este concepto fundamental. ¡Sigue practicando y estarás en el camino hacia el dominio de la propiedad distributiva!