La columna vertebral: partes y número de vértebras

La columna vertebral: partes y número de vértebras

La columna vertebral es una parte fundamental del cuerpo humano, ya que proporciona soporte estructural y protege la médula espinal. Está compuesta por una serie de huesos llamados vértebras, que están apiladas una encima de la otra.

Partes de la columna vertebral:

  • Columna cervical: compuesta por 7 vértebras, ubicada en la región del cuello.
  • Columna torácica: compuesta por 12 vértebras, ubicada en la región de la espalda media.
  • Columna lumbar: compuesta por 5 vértebras, ubicada en la región inferior de la espalda.
  • Sacro: conformado por 5 vértebras fusionadas, ubicado en la base de la columna vertebral.
  • Coxis: compuesto por 4 vértebras fusionadas, ubicado en la parte inferior de la columna.

En total, el número de vértebras en la columna vertebral varía según la ubicación, sumando un total de 33 o 34 vértebras en los seres humanos.

Es importante cuidar y mantener una postura adecuada para preservar la salud de la columna vertebral y prevenir problemas como dolor de espalda o lesiones.

¿Cuántas vértebras tiene la columna vertebral?

La columna vertebral está compuesta por un total de 33 vértebras. Estas vértebras se dividen en diferentes regiones: la columna cervical, con 7 vértebras; la columna torácica, con 12 vértebras; la columna lumbar, con 5 vértebras; el sacro, formado por 5 vértebras fusionadas; y el cóccix, también compuesto por 4 vértebras fusionadas.

Cada una de estas vértebras tiene una función importante en nuestro cuerpo. Aparte de brindar soporte y protección a la médula espinal, las vértebras permiten el movimiento y la flexibilidad de la columna vertebral.

Es crucial cuidar nuestra columna vertebral y mantener una buena postura para prevenir lesiones y problemas en el futuro. Ejercicios de fortalecimiento de los músculos de la espalda, así como mantener una buena ergonomía en el lugar de trabajo, son acciones que contribuyen a tener una columna vertebral sana y fuerte.

En resumen, la columna vertebral está formada por un total de 33 vértebras, distribuidas en diferentes regiones, y jugar un papel vital en el soporte, protección y movilidad de nuestro cuerpo.

Anatomía de la columna vertebral

La columna vertebral es una estructura fundamental de nuestro cuerpo, compuesta por una serie de huesos llamados vértebras. Estas vértebras se apilan una sobre otra formando una larga y flexible columna que se extiende desde la base del cráneo hasta la pelvis.

Funciones de la columna vertebral:


Soporte estructural: La columna vertebral proporciona soporte y estabilidad al cuerpo, permitiendo que nos mantengamos de pie y realizando diferentes movimientos.
Protección de la médula espinal: Las vértebras rodean y protegen la médula espinal, que es una parte vital del sistema nervioso central.
Movilidad: La columna vertebral es flexible y nos permite realizar movimientos como girar, inclinarnos y flexionarnos.
Distribución de carga: La columna vertebral distribuye el peso del cuerpo de manera equilibrada, evitando que se concentre excesivamente en una sola área.

Estructura de la columna vertebral:


La columna vertebral se divide en diferentes regiones, cada una con características específicas:
Región cervical: Compuesta por siete vértebras, es la región que se encuentra en el cuello. Permite los movimientos de rotación y flexión de la cabeza.
Región dorsal o torácica: Conformada por doce vértebras, se sitúa en la parte media de la espalda y se articula con las costillas. Brinda estabilidad y protección a los órganos internos.
Región lumbar: Compuesta por cinco vértebras, es la región inferior de la espalda. Es la zona que soporta la mayor parte del peso y permite movimientos de flexión y extensión.
Región sacra: Formada por cinco vértebras fusionadas, se encuentra en la parte posterior de la pelvis. Ofrece soporte y estabilidad a la parte inferior del cuerpo.
Región coccígea: Compuesta por varias vértebras fusionadas en lo que comúnmente se conoce como el “coxis”.

Curvaturas de la columna vertebral:


La columna vertebral presenta curvaturas naturales que contribuyen a su función y flexibilidad. Estas curvaturas son:
Lordosis cervical: Una curva hacia adentro en la parte superior de la columna vertebral.
Cifosis dorsal: Una curva hacia afuera en la región torácica, lo que le da la forma redondeada de la espalda.
Lordosis lumbar: Una curva hacia adentro en la región lumbar, que equilibra la curvatura anterior en la región cervical.

Es importante cuidar y mantener nuestra columna vertebral en buen estado para prevenir problemas y dolores. Mantener una buena postura, realizar ejercicios de fortalecimiento y flexibilidad, así como evitar cargar objetos pesados de manera incorrecta, son algunas medidas que podemos tomar para preservar la salud de nuestra columna vertebral.

Partes principales de la columna vertebral

La columna vertebral, también conocida como espina dorsal, es una estructura ósea fundamental para el cuerpo humano. Se compone de varias partes que desempeñan funciones clave en el movimiento y soporte del cuerpo.

Las partes más importantes de la columna vertebral son:

  1. Las vértebras: Son los huesos individuales que forman la columna vertebral. Hay un total de 33 vértebras, divididas en cinco regiones: cervical, torácica, lumbar, sacra y coccígea.
  2. Los discos intervertebrales: Son estructuras de cartílago que se encuentran entre las vértebras. Su función principal es amortiguar los impactos y permitir la flexibilidad de la columna vertebral.
  3. Las curvaturas: La columna vertebral presenta curvaturas naturales que le proporcionan resistencia y elasticidad. Estas curvaturas son la lordosis cervical y lumbar, y la cifosis torácica.
  4. El canal vertebral: Es un conducto formado por el apilamiento de las vértebras, por donde pasa la médula espinal y las raíces nerviosas.
Quizás también te interese:  Las ventajas de la reproducción asexual

La columna vertebral es esencial para mantener una postura adecuada, proteger la médula espinal y permitir el movimiento del cuerpo. Cualquier alteración en sus partes puede ocasionar deformidades, dolor o problemas de movilidad.

Estructura de las vértebras

Las vértebras son los huesos que componen la columna vertebral, brindando soporte y protección a la médula espinal. Están formadas por una estructura única que les permite cumplir con sus funciones específicas.

Componentes de una vértebra

Quizás también te interese:  Los diferentes tipos de reproducción asexual en las plantas

Cada vértebra consta de las siguientes partes:

  • Cuerpo vertebral: es la parte principal de la vértebra, que se encuentra en la parte frontal. Proporciona el soporte principal de la columna.
  • Arco vertebral: se extiende hacia arriba desde el cuerpo vertebral y enmarca el orificio por el que pasa la médula espinal.
  • Procesos transversos: son dos apéndices laterales que se extienden desde el arco vertebral. Son puntos de anclaje para los músculos y ligamentos.
  • Proceso espinoso: es una protuberancia que se proyecta hacia atrás desde el arco vertebral, sirviendo como sitio de unión para los músculos y ligamentos posteriores.
Quizás también te interese:  ¿Dónde ocurre la fase oscura de la fotosíntesis?

Tipo de vértebras

Existen diferentes tipos de vértebras en la columna vertebral, cada uno con características específicas:

  1. Vértebras cervicales: se encuentran en la región del cuello y son más pequeñas y delicadas. Hay 7 vértebras cervicales en total.
  2. Vértebras torácicas: están en la parte media de la espalda y se articulan con las costillas. Hay 12 vértebras torácicas.
  3. Vértebras lumbares: se encuentran en la región baja de la espalda y son más grandes y robustas. Hay 5 vértebras lumbares.
  4. Vértebras sacras y coccígeas: se fusionan para formar el sacro y el cóccix, respectivamente. Son vértebras fusionadas que proporcionan mayor estabilidad.

En conclusión, las vértebras son estructuras esenciales para nuestra columna vertebral. Cada una tiene componentes clave y se dividen en diferentes tipos que se adaptan a las necesidades de movimiento y protección en diferentes secciones de la columna vertebral.