El uso del gerundio en español: reglas y ejemplos

¿Qué es el gerundio en español?

El gerundio es una forma verbal que se utiliza para expresar acciones en progreso o continuidad en español. Se forma añadiendo el sufijo “-ando” a los verbos terminados en -ar y “-iendo” a los verbos terminados en -er e -ir. Por ejemplo, “cantar” se convierte en “cantando” y “comer” se convierte en “comiendo”. El gerundio puede ser utilizado tanto como un verbo principal en una oración o como parte de una construcción verbal más compleja.

Usos del gerundio

El gerundio en español tiene varios usos, que incluyen:

Quizás también te interese:  El pretérito perfecto simple de decir


1. Acciones en progreso

Por ejemplo, “Estoy caminando hacia el parque”. En este caso, el gerundio “caminando” expresa una acción en progreso en el presente.

2. Acciones simultáneas

Por ejemplo, “Mientras leía el libro, escuchaba música”. Aquí, el gerundio “leyendo” muestra que ambas acciones ocurren al mismo tiempo.

3. Descripciones

Por ejemplo, “El niño lloraba, asustando a su hermana”. El gerundio “asustando” describe la acción que causa el llanto del niño.

Quizás también te interese:  Aprende cómo conjugar verbos en francés

4. Condiciones o causas

Por ejemplo, “Llegó tarde, alegando problemas de tráfico”. Aquí, el gerundio “alegando” muestra la razón o causa por la que llegó tarde.

5. Oposición o contraste

Por ejemplo, “No quiero que me llames, estudiando para el examen”. En este caso, el gerundio “estudiando” muestra la acción opuesta a la de llamar.

Reglas para usar el gerundio correctamente